Viernes,14 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Capilla de Nuestra Señora de la Concepción (1 de 2)

30 de Noviembre de 2014
Iglesia en Córdoba 443

Como lo prometido es deuda, volvemos hoy sobre nuestros pasos para visitar esta espléndida capilla, que es la perla del costado occidental de nuestra Catedral. M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, pags. 351-354] indica que Esta capilla, dedicada a la Purísima Concepción de la Virgen María, fundada por el obispo fray Alonso de Medina y Salizanes (1675-1685) en función de mausoleo episcopal [...] será también exponente de la devoción de sus familiares a este misterio. Comenzado el proyecto en 1679, pudo celebrarse su inauguración el 2 de diciembre de 1682. Una inscripción bajo la cúpula que precede a la capilla recuerda a este obispo y al año en que se concluyó. Su construcción afectó al muro de fachada. El hecho de que se dedicara la Capilla a este Misterio de la Virgen María no acaeció por azar. El obispo Salizanes pertenecía a la Orden de los Frailes Menores, y los franciscanos, como es sabido, han sido siempre defensores de la Limpia Concepción de Nuestra Señora, desde el beato Juan Duns Escoto [1266-1308]. La misma actitud mantuvo siempre España, también desde la Edad Media, destacándose como adalid y valedora de la fe en este privilegio mañano. Por ello, el papa Clemente XIII, en 1760, por medio de la bula Quantum omamenti, declaró a la Purísima Concepción como Patrona de España.

El recinto -prosigue M. Nieto- se compone de la capilla propiamente dicha y, según la terminología coetánea, de la antecapilla -espacio en el que hoy nos detendremos- Se accede a esta por un gran arco en piedra ornado con puntas de diamante que obligó a suprimir dos arcos y una columna de la antigua mezquita de Abd al-Rahman I. La antecapilla se cubre con una media naranja adornada con pinturas atribuidas a Juan de Al-faro en la que se representa una gloria, presidida por el Espíritu Santo en tomo al cual se mueven angelitos que sostienen en sus manos los símbolos marianos.

Entre ellos, dos ángeles portan la corona de oro -con el cetro-, que simboliza la realeza de María, junto a la guirnalda de rosas blancas, que representa a la Virgen esposa. La escena está situada exactamente sobre la imagen escultórica de María coronada, que culmina la portada de la capilla. De este modo, se sintetizan, en un solo golpe de vista, estas prerrogativas de la Madre de Dios. En las pechinas -continúa D. Manuel- los cuatro Evangelistas [...] de excelente factura y colorido. Los paramentos con ventanas fueron revestidos igualmente con pinturas y fondos arquitectónicos. En ellos aparecen san Francisco de Asís y San Antonio de Padua S5.

En realidad, el vestíbulo de la capilla hace las veces de gran lucernario. Hoy, con la presencia de la luz eléctrica, no advertimos la importancia que la luz natural tenía en los siglos pasados. Ciertamente, nuestra Catedral es ejemplo, en muchas ocasiones, del inteligente uso de esta iluminación. Aquí, los paramentos laterales presentan tres ventanas ovales 85, mientras que el frontero a la portada, orientado al Este, está casi completamente horadado por grandes ventanales, que quedan ocultos. Podemos así contemplar cómo la luz entra a raudales, especialmente por la mañana, estableciendo un foco de luz que subraya, en medio de la penumbra de las naves musulmanas, la presencia del lugar distinguido. Esta circunstancia responde al deseo de destacar la Capilla de la Purísima. Pero de ella, con propiedad, nos ocuparemos la próxima semana.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba