Viernes,14 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

La bella bizantina cordobesa

10 de Enero de 2013
abc ImagenSi a Córdoba se le ha marcado con el paradigma del diálogo intercultural, pocos lugares lo muestran mejor que una de sus joyas máximas en una ciudad donde no escasean precisamente. La decoración del mihrab de la Mezquita, que recoge la exclusiva vajilla de Santa Clara que ABC Córdoba ofrece a sus lectores desde el próximo domingo, recoge esta vocación de diálogo, porque es la obra de alarifes bizantinos, continuadores del Imperio Romano para un templo musulmán, en el otro extremo del mundo, pero para quizá el mayor imperio de la época.

Alberto Villar, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Córdoba, habla sobre la ornamentación del mihrab y de un espacio que es ante todo depósito de tradiciones. «Hay dos esferas de poder, dos poderes que entran en contacto. El Califato en ese momento estaba en su máximo esplendor, tenía dinero, y busca a los mejores artistas del mundo. Y esos artistas mejores del mundo en ese momento están en Bizancio», dice Alberto Villar, que cuenta cómo es signo de la «potencia» del Califato. Y su conclusión es clara: «Hoy tendríamos que compararlo con Nueva York o Estados Unidos como polo de atracción de los artistas de todo el mundo». Pero a su vez, el rico mosaico bebe de otra tradición, y es la romana.

No hay que olvidar, como recuerda el profesor, que el Bizancio no era otra cosa que el Imperio Romano de Oriente, que mantenía viva la llama perdida en Occidente. Tras haber visto el diseño de la colección, Alberto Villar elogia vivamente el dibujo elegido. «La selección de esos roleos es magnífica, porque la espectacularidad del sitio muchas veces hace perder la vista de la percepción del detalle», cuenta.

Es decir, que en un conjunto tan deslumbrante es complicado fijarse precisamente en los detalles. Extrapolarlos ayuda «a entender la riqueza que todavía tiene el edificio, en cuestiones de detalles en los que no nos fijamos porque es tan abrumadora la belleza que los ojos se nos van con lo general, y no con lo particular». Y ese detalle, según él, «es Roma, es un roleo romano, que tiene palmetas y una flor de lis, que nace de Oriente y luego se recicla en Roma y Oriente lo recoge otra vez. Son motivos universales que hablan mejor que otros elementos de la unión entre Oriente y Occidente que se da en Córdoba».

¿Alusiones y símbolos? «Las que se quiera, pero creo que es ornamental», dice el profesor, para después insistir en que «es arte bizantino en Córdoba, más que arte islámico», en sintonía con quienes recuerdan que la Mezquita de Córdoba se encuentra dentro de la arquitectura y el arte romano.

Incluso el tiempo ha pasado con menos severidad. «Es de lo que menos ha sufrido. La parte baja fue capilla cristiana y tuvo adosados otros elementos. En la recuperación del siglo XIX es cuando se recompone toda la fachada del mihrab, pero con muy buen tino. Es de lo que se ha hecho con más finura», concluye.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba