Martes,31 de Marzo de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

La maqsura es sin duda la expresión más bella del arte cordobés

09 de Enero de 2013
Luis Recio ImagenArquitectos del prestigio de Brunelleschi, uno de los padres del Renacimiento italiano, destacaron la importancia de la cúpula de la maqsura de la Mezquita, a la que se suma una rica decoración para construir la cumbre del arte califal cordobés.

-¿Podríamos decir que la maqsura en la Mezquita era como el sagrario en una Catedral?
-Sí. La maqsura era el lugar sagrado al que el califa Alhakén II tenía acceso junto con el imam que cada viernes dirigía la ceremonia de invocación al dios Alá y a Mahoma. Es la oración en que los musulmanes están de rodillas, que se puede ver en cualquier mezquita. Esta ceremonia la dirigía el califa desde la maqsura, el lugar reservado exclusivamente para él.

-Y al mismo tiempo, está considerado como una de las grandes joyas artísticas del edificio.
-Sí, está considerado la expresión máxima del arte califal cordobés, donde se unen las tradiciones arquitectónicas romanas visigodas, con las pérsicas, iranianas y armenias. La estructura de la maqsura es el resumen final de la arquitectura califal hispanoárabe de la época de los omeyas. Además del mihrab, que tiene forma octogonal con forma acústica, lo importante es la bóveda de crucería gayonada, que estudia en el siglo XV Brunelleschi, y que dice que en esta obra puede empezar a desarrollarse el arte gótico posterior.

-Con lo cual, y dada la importancia que tiene en la arquitectura posterior, su trascendencia sería todavía mayor de lo que ya es, ¿no?.
-Brunelleschi desarrolló en la iglesia de Santa María de las Flores, en Florencia, la primera cúpula buyonada que deriva de nuestra cúpula califal de la maqsura de Córdoba. Luego Miguel Ángel, en la basílica de San Pedro del Vaticano, y Guarino Guarini, en Turín, desarrollan este sistema. Cuando pasamos a ver el estudio de la decoración, vemos ya el arte bizantino, con mosaicos vidriados y policromados, con lapislázuli. Es un regalo que hace el emperador de Bizancio a su amigo el califa de Córdoba, Alhakén II. En el siglo X existía una total y absoluta armonía política y cultural, que no religiosa, entre Bizancio, el oriente cristiano, y los omeyas en occidente con la capital en Córdoba. La maqsura y el mihrab son la máxima expresión del arte califal cordobés, y además tienen versículos del Corán.

-Brunelleschi, uno de los grandes genios del primer Renacimiento, ¿llegó a visitar Córdoba?
-Hay un documento precioso que demuestra en el año 1402 Brunelleschi está estudiando en la Mezquita de Córdoba las cúpulas gayonadas de la época de Alhakén II. La que más le interesa es la de la maqsura. Hace un estudio de los arbotantes primitivos, así que es una cosa muy seria. Es la expresión máxima, que nada tiene que ver ni con el mozárabe toledano, ni con el nazarita granadino, ni con el mudéjar sevillano. Estamos hablando de la expresión más bella del arte califal cordobés en España sin ninguna duda.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba