Sabado,08 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Sotos, garcillas y riadas

03 de Junio de 2012
Diario Córdoba ImagenEl aclarado y limpieza de la vegetación en los Sotos de la Albolafia y el estado actual de este monumento natural han suscitado la polémica entre los defensores del espacio natural y los que lo consideran como un espacio urbano, cuyas actuaciones de mejora deben orientarse a realzar el casco monumental de Cór-doba. Estamos ante la problemática histórica generada por la situación de la ciudad a las orillas del Guadalquivir y con un espacio natural junto a los monumentos más emblemáticos de la misma.
La evolución histórica del'espa-cio urbano ocupado por los Sotos está condicionada por el caudal del río y la acción humana en sus orillas. Una vez canalizado el río, para evitar las desastrosas inundaciones de antaño, nos encontramos que la zona urbana comprendida entre los dos puentes se ha convertido, durante las cuatro últimas décadas, en un espacio natural y singular cuya existencia depende del caudal de agua, de la erosión del río y de la acción medioambiental que se realice para la conservación de la vida natural y silvestre.
Los Sotos de la Albolafia se han formado por la acumulación de lodos, limos y materiales naturales arrastrados y depositados por el río durante décadas, que junto con el caudal y las condiciones climáticas locales originaron la variedad de biotopos acuáticos y terrestres que los constituyen. En ellos, el cauce del río se abre en múltiples brazos que forman isletas y zonas acuáticas en las que la vegetación natural y la vida animal asociadas a ellas han creado un espacio natural específico. La profundidad del cauce y la arboleda situada en sus orillas han actuado como barrera de protección del espacio natural ante la presión humana y los animales, domésticos de la ciudad.
Un paseo por los puentes o las avenidas que los rodean, a cualquier hora del día y según la estación del año, nos permitía ver a cigŁeñas, garzas reales, fochas, pollitas de agua, calamón o gallo azul, garcetas y ánades alimentarse en las orillas del río, en las láminas de agua o en las zonas de aneas, donde nidificaban y criaban a sus polluelos. Al atardecer, las bandas de palomas bebían y descansaban en la zona de los molinos y los estorninos y las graj illas tenían sus dormideros en los álamos y eucaliptos del bosque de ribera formado junto a los molinos de Enmedio y de la Albolafia. En invierno y en épocas de migración, los Sotos constituyen un área de descanso y alimentación de cormoranes, anátidas, gaviotas y otras aves migratorias o de paso que deleitan a los ornitólogos.
Durante muchos años, la arboleda del molino de Enmedio ha sido el dormidero y la zona de nidificación y cría de una de las mayores colonias de garcillas bueyeras de la cuenca. Durante el proceso de nidificación y cría, esta colonia aumentaba su número y variedad con la presencia de garcetas y martinetes. En los últimos años, el espacio se quedó pequeño y ocuparon la arboleda de álamos situada junto al Puente Romano y el P,aseo de la Ribera.
Multitud de escolares y adultos, guiados por profesores y monitores de Educación Ambiental, conocen y estudian en los Sotos los ecosistemas acuáticos y terrestres, la acción humana y la historia de los monumentos emblemáticos de la ciudad. Como el Puente Romano y la Calahorra forman parte de los Sotos y son un lugar de visita obligada para el turismo nacional e internacional, los Sotos son conocidos en todo el mundo y en el ciberespacio.
Las lluvias torrenciales e inundaciones que se produjeron el año pasado, que tanto afectaron a Córdoba y a su término municipal, modificaron el cauce del río y el suelo de los Sotos. Las tumultuosas aguas del río arrastraron piedras, cantos rodados, lodos, troncos y otros materiales erosivos que se fueron acumulando a la entrada de los puentes y en el espacio ocupado por los Sotos, sobre todo en las orillas. Las consecuencias de las lluvias torrenciales en ellos no se han hecho visibles hasta la llegada de un año de sequía en el que el caudal del agua está al mínimo y han aflorado todos los materiales arrastrados y su efectos modificadores en el cauce, el suelo y os ecosistemas. Las riadas han acumulado grandes cantidades de cantos rodados a la entrada del Puente Romano y junto al molino de San Antonio, obstruyendo el cauce, eliminando las isletas de aneas, y formando charcas sin vegetación. Los limos acumulados a ambos lados de los Sotos han cegado varios brazos del cauce, desapareciendo muchas isletas y charcas, y han originado dos amplias praderas en las que se ha formado un espeso bosque de ribera que puede ser recorrido hasta las orillas.
Cuando los pantanos de regulación no sueltan agua, se puede atravesar el cauce por el sendero que comunica el molino de San Antonio con laAlbolafia.
La vida animal en los Sotos ha cambiado ostensiblemente ante la presión humana y de los animales domésticos que viven en el bosque que se ha formado en sus orillas.
Las aves han perdido sus zonas de alimentación y al ser acosadas en sus dormideros y espacios de cría los han abandonado. Desde hace varios años, la colonia de garcillas, garcetas y martinetes ha establecido su zona de cría y dormidero en la isleta que se ha formado detrás del molino de Martos, lugar donde se concentra la mayoría de las aves que antes dormían y nidificaban en los Sotos.
En la actualidad, los Sotos están constituidos por un tupido bosque y sotobosque de árboles y arbustos, atravesado por dos estrechas comentes de agua, donde la presencia de aves es mínima. Sus orillas constituyen un espacio de intenso uso público y en el que viven animales domésticos como perros y gatos abandonados y animales silvestres como ratones de campo, ratas y conejos.
La recuperación de los Sotos como monumento natural implica una actuación en profundidad que elimine los cantos rodados, retire grandes cantidades de limos acumulados y restablezca los múltiples cauces, las isletas y las zonas encharcadas que daban lugar a la vegetación palustre. Para ello las instituciones que tienen competencia en la zona: Ministerio de Medio Ambiente, Junta de Andalucía y Ayuntamiento deben elaborar un plan conjunto para recuperar y prote ger este monumento natural junto al casco histórico y monumental de Córdoba.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba