Sabado,08 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Cuatro órganos para la vida de la diócesis.

04 de Marzo de 2012
Iglesia en Córdoba nš319 ImagenEn la Carta Pastoral al inicio de este año, el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ya anunció la puesta en marcha de unos Esta¬tutos en los que cada uno, desde la vocación y el estado a los que ha sido llamado, aporte lo mejor de sí mismo en la edificación de la Iglesia Santa. En este sentido, a fin de articular la participación en la misión de la Iglesia, el Sr. Obis¬po ha constituido cuatro órganos: el Consejo Diocesano de Pastoral, el Consejo Diocesano de Laicos, el Fondo Común Diocesano y el Fondo Diocesano para la Sustenta¬ción del Clero.
Son cuatro organismos creados para la comunión eclesial, basados en instituciones estables y en luga¬res de encuentro y representación de todas las realidades vivas de la Diócesis.
Consejo Diocesano de Pastoral y Consejo Diocesano de Laicos La vida religiosa o consagrada en el conjunto de la Diócesis de Cór¬doba es rica y abundante, así como lo es la representación de los fieles laicos. Con este motivo, el pasado 2 de febrero de 2012, el Sr. Obispo aprobó la constitución del Consejo Diocesano de Pastoral y Consejo Diocesano de Laicos.
En lo que respecta al Consejo Diocesano de Pastoral es el órga¬no en el que están representadas todas las fuerzas vivas de la Dióce¬sis. Organismo colegial, de carácter consultivo y de asesoramiento del Obispo diocesano, este Consejo se constituye para “estudiar y valorar lo que se refiere a las actividades relacionadas con el conjunto de la acción pastoral en la diócesis y su¬gerir conclusiones prácticas” (can. 511). Se compone de miembros "que estén en plena comunión con la Iglesia católica, tanto clérigos y miembros de institutos de vida consagrada como sobre todo lai¬cos, que se designan según el modo determinado por el Obispo dioce¬sano” (can. 512 §1). En líneas ge¬nerales, lo forman miembros natos, elegidos y de libre designación.
Para poder constituir el anterior organismo, es necesaria la creación del Consejo Diocesano de Laicos, órgano colegiado, de carácter con¬sultivo y al servicio de la Jerarquía diocesana y de la acción apostólica de la Iglesia, que se constituye para dar articulación orgánica y repre¬sentativa a todos los fieles laicos de la Diócesis de Córdoba que ejercen su corresponsabilidad en la vida y misión de la Iglesia, ya se hallen o no asociados. Está llamado a pro¬mover y garantizar la presencia y participación de los laicos en la vida diocesana, proponiendo al Obispo soluciones y orientaciones para los problemas que puedan darse, desde una visión laical.
Un consejo que será puesto en marcha próximamente y que esta¬rá compuesto por dos órganos: la Asamblea plenaria y la Comisión permanente.
Fondo Común Diocesano y Fondo Diocesano para la Sustentación del Clero Ahora bien, haciendo alusión de nuevo a la Carta de inicio de Curso del pastor de la Diócesis, también es necesario tener presente que la economía es algo vivo y debe ajus¬tarse cada vez más al misterio de la Iglesia, para que sea cada vez más una expresión de la comunión de bienes entre todos los miembros de la Iglesia.
En este sentido, y siguiendo la norma canónica, a tenor del c. 1274 §3 y §1, el día 23 de enero de 2012, se constituyó el Fondo Común Diocesano y Fondo Diocesano para la Sustentación del Clero.
El Fondo Común Diocesano se nutre de las aportaciones de los fie¬les, de las parroquias y demás fuen¬tes de ingresos, según sus Estatutos. Mientras que el Fondo Diocesa¬no para la Sustentación del Clero, como ente autónomo, se mantiene de la aportación presupuestaria del Obispado, de la solidaridad frater¬na entre los mismos sacerdotes y de otros ingresos.
Centrándonos en el Fondo Co¬mún Diocesano, cabe destacar que es un instituto canónico sin carácter autónomo aunque con contabili¬dad separada, que agrupa todos los bienes bajo dominio y titularidad de la Diócesis de Córdoba. Contri¬buirán en el mismo todas las parro¬quias, así como el resto de personas jurídicas de la Diócesis con un 10 por ciento de los ingresos brutos ordinarios del año anterior. Asi¬mismo, la gestión de este Fondo corresponde al Obispo diocesano con la ayuda del Consejo de Asun¬tos Económicos, del Ecónomo dio¬cesano, del Colegio de Consultores y del Consejo Presbiteral.
Por su parte, el Fondo Diocesa¬no para la Sustentación del Clero sustituye a la actual Caja de Com¬pensación. El FDSC se alimentará principalmente de la partida asigna¬da a través del Fondo Común Dio¬cesano así como de las aportaciones voluntarias de los sacerdotes.
Mediante este Fondo, se preten¬de articular la solidaridad frater¬na de los presbíteros de nuestro presbiterio y garantizar de modo permanente a sus beneficiarios las diversas prestaciones que permi¬tan su congrua sustentación en base a la naturaleza del servicio que prestan.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba