Domingo,09 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Alhakén II y el mihrab de la Mezquita

25 de Septiembre de 2011
ABC

Imagen
En el año que se conmemora el mil trescientos aniversario de la conquista musulmana de España, también se cumplen mil cincuenta años de la llegada al trono del Califato de Córdoba de Alhakén II, junto a su padre, Abderramán III, los exponentes de la dinastía Omeya cordobesa que escribió la época más brillante de Al-Ándalus. De Alhakén II es la mejor ampliación de la Mezquita Aljama, en la que se incluye el incomparable mihrab.
Abderramán III, primer Califa de Córdoba, murió en el año 961 y fue sucedido por su hijo muy querido Alhakén II (915-976), quien tenía 46 años cuando llegó al trono, lo que le permitió haberse formado a conciencia para el gobierno.
Las crónicas musulmanas describen sus rasgos físicos con ojos negros y grandes, nariz aguileña, pelo rubio rojizo, mandíbula saliente, tronco largo y fuerte voz.
Hombre piadoso, estudioso de la historia y de la ciencia, llegó a reunir en Córdoba una biblioteca de 400.000 volúmenes, destruida durante la guerra civil que puso fin al Califato. Como ejemplo de su sensibilidad cabe la anécdota de que, para corregir la desmedida afición al vino de sus súbditos, mandó arrancar los viñedos de las laderas de la sierra, pero sus consejeros le convencieron de que el aguardiente de higos emborrachaba más y las uvas eran necesarias para hacer pasar distribuidas entre las tropas.
Fue más pacífico y tolerante que su padre y no menos glorioso en política exterior donde mantuvo la hegemonía, gracias a su ejército mandado por Gálib. A los reinos cristianos del norte los frenó tomando el castillo de San Esteban de Gormaz; a los vikingos que pretendieron invadir Lisboa y Sevilla los derrotó completamente, construyendo
una flota con base en Almería; y mantuvo el control del Magreb por la fuerza combinada de las armas y la diplomacia. Su único fallo fue no preparar un sucesor: su hijo Hixén II resultó rápidamente dominado por su ambicioso visir, Almanzor.
Alhakén II nos dejó la intervención más suntuosa e importante en la Mezquita Aljama. Se llevó a cabo entre los años 962 y 976, construyendo doce tramos más hacia el sur. Aparecen aquí arcos lobulados rica^ mente labrados, capiteles y columnas ya realizados expresamente para el edificio. Se mantiene la superposición de arcos de medio punto sobre arcos de herradura para ganar altura, pero era tal la profundidad que fue preciso construir dos lucernarios de exquisita labor.
Uno de éstos es el de la capilla de Villaviciosa y otro el que precede al mihrab. Éste segundo muestra ocho arcos ojivales que se cruzan y una gran concha, cuyo borde está formado por cerámica califal vidriada y el resto revestido de rico mosaico bizantino. En el muro final, la kibla, hallamos el suntuoso y sacrativo mihrab, capilla hacia donde los musulmanes deben dirigir sus oraciones, escoltado por sendas dependencias y decorado con mosaicos regalados por su aliado, el emperador de Bizancio, Nicéforo II Focas.
El mihrab de la Mezquita cordobesa es símbolo del cénit del poder y del arte de la dinastía Omeya. Nadie puede permanecer insensible ante su contemplación. Está compuesto de un nicho octogonal, con suelo y zócalo de mármol, sobre el que corre una repisa con inscripciones coránicas. Sobre ella hay una serie de arcos lobulados y, como cúpula, una concha en yeso.
En el mihrab descubrimos los tres pilares que hacen grande a Córdoba: su belleza, su historia y su sabiduría. Es bellísimo por su finísima arquitectura y su característica decoración vegetal y cúfica que lo recubre a base de brillantes mosaicos. Es una joya histórica que nos habla del poder y la cultura de aquel Califato del siglo X. Y es testimonio de sabiduría, basada en el respeto al arte y a otras creencias religiosas, pues permanece inalterable en su conjunto y en sus inscripciones desde que el último imán dirigiese allí su última oración hace casi ochocientos años.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba