Viernes,14 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

El alcalde aspira a mantener el proyecto de 2016 \\

Nieto no está «nada contento» con la investigación, pero insiste en vincular a la ciudad con la cultura
17 de Septiembre de 2011
ABC

Un ojo y medio puesto en la cultura, sin apellidos, capitalidades ni años a la vista, y medio más en la vía judicial abierta por el Ayuntamiento. Así afronta el Consistorio la nueva etapa que se abre en la investigación sobre la designación de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura para 2016.

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, aseguró ayer que no se siente «nada contento» con lo expresado por la investigación encargada por el Ministerio de Cultura, pero en lugar de insistir en las críticas y en las sospechas sobre el proceso, prefirió mirar al futuro y a las políticas que permitirán que Córdoba siga unida al concepto de la creatividad.

Nieto, de todas formas, no ocultó su decepción por las conclusiones del informe, que aseguran que el Comité de Selección actuó de forma «correcta y objetiva» al optar por San Sebastián como Capital Europea de la Cultura. En el texto, además, se insistía en la inocencia de Cristina Ortega Nuere, la componente del jurado sobre la que había sombras de sospechas. Según la denuncia que el alcalde había recibido, Ortega, que pertenece al Consejo Vasco de la Cultura, dependiente del gobierno regional, habría asesorado a la candidatura de San Sebastián para mejorar los puntos en los que presentaba deficiencias en la primera parte de la selección y conseguir la designación final.

Nada de esto se ha confirmado para el Ministerio de Cultura, al que ha bastado «una declaración firmada» de la propia Cristina Ortega para declararla libre de toda sospecha.

Para el futuro

Para Nieto, lo fundamental será mirar el futuro y sobre todo mantener intacto el nombre de Córdoba 2016, aunque la designación como Capital Europea de la Cultura no se haya conseguido. «Seguiremos defendiendo el proyecto, con el nombre y la definición de 2016 mientras sea posible», dijo el alcalde, que dio a entender que con esta definición se apostaba por un nuevo modelo de ciudad basada precisamente en la creatividad.

Será, insistió, «lo mismo que hará cualquiera que gobierne siempre la ciudad si no se le va la cabeza». Para él, «sería un tremendo error salirnos del camino de vinculación absoluta de Córdoba y la cultura en todos los ámbitos», puesto que, los regidores de la ciudad no quieren «tener otra vía de desarrollo que ésa, la vinculación a la cultura». «Me hubiera gustado que Córdoba fuera Capital Europea de la Cultura», confesó antes de defender que «diga lo que diga la resolución y el comité de selección para la Capitalidad, el nombre de Córdoba tiene dos 'c', la de Córdoba y la de cultura», concluyó el alcalde.

Mientras tanto, los demás grupos políticos no son partidarios de olvidar el tema tan fácilmente. El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Córdoba, Francisco Tejada, pidió analizar de manera «concienzuda» lo que pone de manifiesto el informe de la investigación sobre la elección de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016, realizado por el Ministerio de Cultura. De este modo, «si se deduce que hay algún elemento por el que se ha actuado al margen de lo previsto reglamentariamente o con ventajismo hacia una ciudad, el Ayuntamiento debe encargar a los servicios jurídicos municipales que se interponga o actúe en los tribunales contra esa decisión», tal y como declaró Tejada.

Sí tuvo distinto punto de vista el portavoz socialista, Juan Pablo Durán, que insistió en que fue «absolutamente nefasta y fuera de lugar» la explicación que el 28 de junio dio el presidente del jurado, Manfred Gaulhofer. «Fue una explicación que no satisfizo la designación, porque no es justo que se mezclasen ámbitos como este hombre hizo», dijo, pero después afirmó que ya temía que sería «muy complicado que hubiese ningún tipo de cambio en el posicionamiento». Otra cosa, insistió, fue la forma en que se justificó el voto.

Por eso no se mostró partidario por seguir con los recursos y sí «con el discurso que acaba de hacer el alcalde», que era el que incidía en la necesidad de que el futuro de la ciudad se basara precisamente en la creación. Se identificó con las palabras de Nieto sobre vincular la economía y la cultura y dijo que ahí «encontrará a los socialistas para colaborar».

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba