Jueves,21 de Septiembre de 2017
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Córdoba: capital cultural de Europa en 1992 I

11 de Mayo de 2009

Por Luis Recio Mateo
Publicado en "Nuevo Diario de Córdoba", el 27 de Noviembre de 1987

A través de los distintos medios de comunicación, prensa, radio y televisión, conocemos, desde hace varios meses ya , la noticia de que nuestra ciudad de Córdoba es candidata a la Capitalidad Cultural de Europa.
Tal evento se celebrará escogiendo a una parte de las cinco candidatas, y el mismo dará honor y prestigio a la elegida, mientras que por otro lado , y también en nuestro propio país, se estarán celebrando la "Exposición Mundial de Sevilla y los juegos Olímpicos en Barcelona". Un año, por tanto, ése de 1992, de gran trascendencia para la historia contemporánea de España que nos permitirá, sin duda alguna, dar un importantísimo salto en el futuro de nuestro país.
Será en ese momento, cuando Córdoba tendrá la verdadera oportunidad de integrarse plenamente en ese concierto pleno de las demás ciudades importantes de Europa, las que, a la cabeza de las ciudades más representativas del viejo continente se destacan por su cultura. Para refrendar todo esto que estoy diciendo, hace unos días se publicaba una nota que nos puede servir mucho mejor para introducir este artículo. En ella se leían los párrafos siguientes: "La Capital Cultural de 1992 se decidirá el próximo año… ". "El ministro de Cultura Javier Solana, manifestó que, el Gobierno no ha decidido a que se convierta en la capital Europea de la Cultura en 1992".

La misma nota sigue diciendo:"Solana señaló que, casi con toda probabilidad, la Capital Cultural Europea en ese año sea una ciudad española, pero que aún queda mucho tiempo para la designación, dado que todavía no ha sido elegida la sede para 1991. La sede de 1992 sigue afirmando esta nota oficia será decidida en el primer semestre del próximo año, cuando Grecia ocupe la presidencia de la Comunidad Europea. En este mismo sentido sigue informando la reseña gubernamental, y es aquí donde nos interesa reflexionar."Hasta el momento las ciudades que han comenzado los preparativos para la candidatura son: Madrid, Salamanca, Santiago de Compostela, Granada y ministro – tienen razones y condiciones más que suficientes para ser la sede…".
Hasta aquí, lo que podríamos calificar de noticia política que permite, en cierto aspecto, suscitar una extraordinaria expectación creando, al mismo tiempo una determinada ilusión y esperanza, sobre todo en aquellas personas enraizadas total y absolutamente en estas tierras cordobesas y amantes, sobre todo, de sus aspectos geográficos, históricos, políticos, económicos y sobre maneras culturales.
Estas personas son las que deberán de mentalizarse real, perfecta y fundamentalmente para que Córdoba pueda ser: Capital Cultural de Europa en 1992. Todas estas razones son las que me mueven a impulsar a escribir una serie de artículos para los lectores del NUEVO DIARIO, para que, a su vez este colectivo social unido a muchos otros colectivos, influenciemos a la administración socialista y a su representante, el Sr. Solana, y este se convenza de que Córdoba en su humildad y modestia tiene argumentos y razones poderosas para ser mejor que ninguna otra de las cuatro candidatas la mejor capital cultural de Europa.

Una geografía Europea

Para demostrar el rigor científico de esta afirmación hay que partir, en principio de los tres rasgos fundamentales que caracterizan el relieve peninsular.

Estos son: 1º Su forma maciza; 2º su altitud media elevada y 3º su disposición periférica , que dan lugar a un roquedo determinado con grandes contrastes y que origina una litología paisajística muy variada que podríamos considerar en forma de tríptico, con una España, a la que M. de Terán y Sole Safaris han denominado silícea, caliza y arcillosa, introduciéndonos todo ellos en una determinada estructura geológica nacida al amparo de los macizos antiguos hercinianos y por las cordilleras más modernas llamadas alpinas.

Es muy importante, para comprender mejor las características geográficas europeas en la provincia de Córdoba, recordar brevemente que los macizos antiguos mencionados, poco elevados y de formas pesadas son de un tipo morfológico muy extendido por el centro de Europa, es decir, por el Macizo Central Francés, Ardenas, Vosgos, Selva Negra, etc. Que se formaron a finales de la era primaria con los plegamientos que dieron lugar al macizo de la antigua Hercinica, al sur de Alemania, el cual, al seguir la denominada dirección Americana va a producir el primer plegamiento en la península, asentándose el mismo sobre los terrenos de Cámbrico, cuya geología se remonta a unos 600 millones de años, transformando y configurando a su vez la península, ya algo más avanzada la Era primaria, lo que da lugar a la primera formación del norte y el oeste de la provincia de Córdoba constituida por la Sierra Morena y el inmenso batolito plutónico del mal llamado Valle de los Pedroches, cuya , formación de origen pre-cámbrico y después cámbrico se configuró hace unos 350 millones de años aproximadamente.

Por otro lado, las cordilleras alpinas a las que pertenecen la gran cordillera europea con el mismo nombre se forma por los Alpes, Cárpatos, Caucazo, el Pirineo, parte de la Cantábrica, toda al Ibérica y en nuestro suelo andaluz las béticas y las subbéticas que configuran la parte este y sur de nuestra provincia de Córdoba.

Estas cordilleras, sin embargo, presentan unos relieves geográficos mucho más jóvenes de no más de hace 30 millones de años, producidas durante la fase orogénica de la Era Terciaria y que se caracterizan, al contrario que las hercinianas, por sus alturas de formas más bravías con angostos y profundos valles.

Bien entendido que, entre la Era Primaria y la Terciaria, durante toda la Secundaria se formó la cuenca de Sedimentación Mesozoica del Triásico, lo cual, bañada por el Mar del Tetis produjo cantidades ingentes de material de origen continental, como arenas y lechos conglomerados de depósitos y margas, pertenecientes a los terrenos jurásicos y cretácicos que ese momento, depositados en la geosinclinal andaluz aflorarán más tarde, durante la Terciaria, al mismo tiempo que el plegamiento alpino configurará primero una precosa y después la depresión del Guadalquivir que es lo que definitivamente definirá la Geomorfología de la provincia de Córdoba en cuestión.

Resumiendo mucho mejor todo ello, se ve claro que todo ello, se ve claro que toda la geomorfología de la Península Ibérica deriva de la del Viejo Continente Europeo vienen a configurar los tres conjuntos litológicos del relieve de nuestra provincia que concuerdan con los de la Iberia Silicea compuesta de granito, pizarra, gneis, que caracteriza la ya mencionada Sierra Morena y el Valle de los Pedroches, así como la Iberia Cáliza que a su vez, se compone de distintas variedades que calizas y dolomías, correspondientes a los terrenos mesozólcos que nos trasladan a la Depresión del Guadalquivir, ya mencionada, total y absolutamente articulada por nuestro río, mientras que, la Iberia Arcillosa, geológicamente más recienterciaria y cuaternaria-es el dominio de materiales blancos y sueltos como arcillas y margas sobre todo con suelos muy feraces que se extienden en el sector meridional de Córdoba defendido este último por las subbéticas y béticas ya mencionadas.

Sin entrar por supuesto en el análisis de su actual geografía urbana, en su clima, en su población y tampoco en su economía agrícola e industrial, en la que mención aparte sería la turística como fenómeno"cultural", no quiero cerrar esta introducción a los artículos que siguen, sin decir que estas primeras líneas pretenden, simplemente, presentar la provincia y su capital, en sus mas puros aspectos geográficos para comprender mucho mejor en los siguientes su prehistoria e historia, a lo largo de sus distintas épocas y tratar de descubrir en ellas las razones de sus distintas épocas y tratar de descubrir en ellas las razones de sus distintas épocas y tratar de descubrir en ellas las razones de sus distintos aspectos"culturales" desarrollados en esta ciudad en la que, como ya hemos demostrado, toda su extensión geográfica es mucho más europea que el r esto de las provincias españolas, al no tener las demás una geomorfología similar, siendo la nuestra por tanto, simbiosis de las dos principales que configuran el viejo continente europeo. (*) ---Informador turístico Ldo. En Geografía e Historia.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba