Domingo,29 de Marzo de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Capilla antigua de Nuestra Señora de la Concepción

22 de Marzo de 2015
Iglesia en Córdoba 459 ImagenEsta capilla, como explica M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, p. 403-404] es la primera que se dedica en la Catedral cordobesa al misterio de la Limpia Concepción de María Santísima, devoción defendida por Juan Duns Escoto (1308). Su fundación data de 1379, cuando el cabildo dio a Ruy Fernández de Jaén y a su mujer María Alfonso un solar en la Catedral para que labraran una capilla [...]. En 5 de enero de 1521, no obstante, el cabildo autoriza al canónigo Cristóbal de Mesa para que labrase e hiciese su sepultura en este lugar. [...] La obra arquitectónica -cerramiento de la capilla, bóveda y banco de la reja- es de suponer que quedara a cargo o bajo la dirección del entonces maestro mayor Hernán Ruiz I. En el frontal de la capilla podemos admirar el retablo plateresco, -uno más de la espléndida serie de retablos renacentistas que custodia la Catedral- cuyas esculturas -Concepción (titular de la capilla), y Calvario en la coronación- deben ser coetáneas del retablo. Además, pequeñas figurillas de santos® se intercalan entre los motivos ornamentales.
Como ocurre en otros retablos, también en éste se combinan esculturas y pinturas. Estas últimas representan, en el banco, a Jesús en el camino de Emaús, Santa Cena y la escena del Noli me tangere (Magdalena a los pies del Señor resucitado) y son obra de Miguel Ruiz de Espinosa, quien otorga carta de finiquito en 21 de diciembre de 1547. Las pinturas en tablas de las calles laterales del primer cuerpo representan a San Zoilo, mártir de Córdoba, obra del mismo pintor, y a San Nicolás de Bari, pintura anterior en fecha a las precedentes, cuyo autor muestra especial predilección por crear escenarios de bellas perspectivas arquitectónicas. En el segundo cuerpo, dos lienzos con las imágenes de San Andrés -con la cruz en aspa y el pez- y de Santa Catalina de Alejandría -portando la espada y la palma del martirio, mientras a su espalda aparece, destrozada, la rueda de cuchillas con la que se había pretendido martirizarla-, firmados por Bernardo Llórente Germán. En el ático, añadido sobre el Calvario, óleo sobre lienzo de Rafael Díaz Fernández, que representa a San José con el Niño.
Ya vimos en otro momento que la selección de los distintos santos que aparecen en un retablo suele responder a la decisión del comitente. Aquí, la presencia de San Zoilo nos permite recordar a este personaje, que se muestra representado en el momento del suplicio, atado a un árbol, mientras el verdugo se dispone a extraerle los riñones, según relata una piadosa tradición. Pero, dejando a un lado las circunstancias narradas por ésta, hay constancia de que se trata de uno de los primeros mártires cordobeses. En efecto, el Canto IV del Liber Peristephanon -Libro de las Coronas- de Aurelio Prudencio [348-410] -que es una compilación de los mártires de Cristo- declara que Corduba Acisclum dabit et Zollum tresque coronas. Es decir, que en Córdoba sufrieron martirio Acisclo, Zoilo y tres coronas, identificadas con los santos Fausto, Jenaro y Marcial. Sin duda, no serían los únicos mártires, pues a Zoilo se le añaden varios compañeros ya en el Martirologio Jeronimia-no -mitad del siglo VI-. Veneremos, pues, a estos valientes testigos que, con su martirio, acreditan el fervor y el arrojo de los primeros cristianos cordobeses, nuestros hermanos mayores en la fe.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba