Jueves,02 de Abril de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Capilla de Santa Inés

01 de Febrero de 2015
Iglesia en Córdoba 452

Junto a la de Santa Teresa, y delante de las cámaras donde se stodia el Tesoro, hallamos esta capilla, fundada, como indica M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, p. 374-375] por el arcediano de Castro Per Alfonso, notario de cartas latinas de Alfonso XI, entre 1350-1363, y aquí descansan sus restos, pero recibió una segunda fundación a fines del siglo XV....] Estas capellanías quedaron vinculadas a la Capilla de Música por Sixto V (17 de diciembre 1585) y Clemente VIII (15 diciembre 1592). Muchos maestros de Capilla de la Catedral fueron capellanes de ella.

Este dato nos permite recordar el papel primordial que, desde la Reconquista, tuvo la Catedral en el ambiente musical cordobés. En ella se interpretaba habitualmente música, a cargo de organistas, ministriles con instrumentos de viento, otros músicos -como Juan Pompeyo, violinista y pintor que ya conocemos-, cantores y mozos de coro, con el fin de conferir mayor esplendor al culto divino. Además, numerosos fueron los maestros de Capilla que enriquecieron con sus composiciones el acervo musical de nuestra ciudad.

Mas continuemos nuestra visita: El retablo V -prosigue M. Nieto- es obra de Baltasar Devre-ton. Se hizo en 1761, y en él destaca el uso del jaspe colorado, aunque algunos elementos -basas y capiteles- son de piedra blancal [...] Es de notar el clasicismo de esta construcción, que todavía pertenece al barroco, pero un barroco de abolengo romano. [...] Dos pedestales flanquean la mesa de altar [...] En ella, unos hermosos adornos de bronce dorado

que no se prescinde de lo decorativo. Son motivos rococó muy franceses, tal como se ve en la cartela central . Los pedestales laterales lucen adornos de bronce que simulan unas as con querubines y objetos litúrgicos ® a modo de trofeos sacros, todo ello muy clasicista. Entre ellos, aparece un libro abierto con un himno latino dedicado a la Santa mártir, pero no el correspondiente al Breviario Romano, sino el compuesto por J. B. Santeuil [1630-1697], canónigo francés, que, sin duda, era más conocido por los artistas franceses que diseñaron la obra.

En el desarrollo del único cuerpo del retablo -continua D. Manuel- se impone la pureza arquitectónica, gracias a las seis columnas compuestas que articulan su alzado junto a dos pilastras del mismo orden que hay en los extremos. Culmina el conjunto un aparatoso remate que aprovecha el arco que cierra la exedra. Se trata de un arco de esquema ovoide que en su parte central y más alta se adelanta. Bajo este arco se desarrolla una gloria de piedra blanca nubes y rayos descienden hasta enlazar con el nicho de la santa, obra del también francés Miguel Verdiguier, representada con el cordero hace referencia a su nombre, Agnes, vinculado a agnus, cordero, en latín-, y la palma del martirio El cordero aparece también en una de las pechinas de la cúpula nuevo, encima del arco que cobija a la Santa®, esta vez cubierto con el palio -ornamento que visten el Papa y los arzobispos sobre los hombros, recordando al Buen Pastor que porta la oveja perdida-. Santa Inés nos recuerda que, como ella, también nosotros somos discípulos del Cordero que quita el pecado del mundo Qn 1, 29], que es al mismo tiempo Rabadán del rebaño, y cuyos representantes en la tierra son los pastores que guían al Pueblo de Dios hacia el Cielo, su gozoso destino definitivo.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba