Domingo,05 de Abril de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Con la exmezquita hemos topado

19 de Enero de 2015
Interviu

La guía de turismo belga Rita Schiltz puede presumir de haber recibido el premio Andalucía de Turismo 2013 después de cuarenta años de profesión. Pero eso no le da derecho a enseñar la Mezquita de Córdoba. "En 2009 me echaron del Patio de los Naranjos. Iba a mostrar el monumento a un grupo de holandeses, para los que no hay ningún guía habilitado en Córdoba que sepa su idioma, y un responsable del cabildo me dijo que o me acompañaba un guía con carné oficial de la catedral o que me fuera".

Tanto ella como José Fernández, o Vivienne Howley de la junta directiva de la asociación Guidesur, con sede en Málaga, poseen un carné de la Junta de Andalucía que les da derecho a enseñar cualquier monumento de Córdoba. Pero ya hace años que el cabildo catedralicio, responsable de la gestión de la mezquita-catedral, exige que los guías que quieran mostrar el templo pasen un examen que Rita y sus compañeros tildan de “catequé-tico". Un extremo que niegan desde el cabildo: “Las preguntas tienen un mero contenido histórico y artístico". Hace más de siete años que no convocan esa prueba.

Junto a las restricciones eclesiásticas para enseñar el templo subyace también una guerra de informadores turísticos a la que la Junta de Andalucía quiere poner coto con un reglamento que se adapte a la nueva directriz europea, de tal manera que todos los guías puedan enseñar cualquier monumento comunitario. “Eso no es una buena solución de cara a nuestro trabajo -claman desde Guidesur-, pero tampoco lo es que nos impidan mostrar la mezquita a los grupos que traemos desde Málaga". Rita Schiltz va más lejos: “Las posturas integristas de la Iglesia no ayudan precisamente a erradicar el peligro yihadista" (ver recuadro).

TARIFAS SUI GÉNERIS
En una de las entradas al templo capta turistas Luis Recio, uno de los 60 guías de Córdoba con derecho a enseñar “la santa catedral y antigua mezquita". Una visita para la que,

48 I interviu.es I 19/1/2015
reconoce, “no hay tarifas oficiales" ni por parte de ellos ni del cabildo, lo que no le impide tachar de “intrusos" a aquellos que no tienen la acreditación oficial. Autor de varios libros, afirma que “gracias a la Iglesia, que la ha conservado con esmero, sigue en pie la antigua mezquita, levantada sobre una basílica visigótica anterior a la presencia islámica". Recio se muestra "totalmente de acuerdo"con detalles como que hayan colocado una imagen de san Juan de Ávila junto al mihrab de la mezquita: “Esa zona también es parte de la Santa Iglesia Catedral". Y no es lo que más chirría. Hasta el pasado 14 de enero, la exposición Córdoba, ciudad conventual ha llenado de imágenes de santos y otras obras de arte sacro las “La Iglesia se ha apropiado jurídica, económica y simbólicamente de un monumento que debería ser del pueblo, sin perjuicio del uso católico que haga de la catedral, cuestión que no discutimos", dice Antonio Manuel Rodríguez, profesor de Derecho y miembro de la plataforma Mezquita-Catedral. Patrimonio de todos, que aboga por una titularidad pública del monumento.

Uno de sus argumentos principales es el de la inmatriculación -inscripción de la mezquita en el Registro de la Propiedad, que llevó a cabo en 2006 por 30 euros-y que según Rodríguez “está basada en dos artículos de la ley hipotecaria de 1946, que son totalmente inconstitucionales". Desde la plataforma pretenden que sea una administración pública la que recurra este asunto al Tribunal Constitucional (TC), “y no solo por la mezquita, sino por miles de propiedades de las que pretende apoderarse la Iglesia en lo que puede convertirse en uno de los escándalos inmobiliarios más grandes de la historia". La idea es evitar que haya que impugnar en los tribunales una por una todas las inmatriculaciones.

La plataforma intenta recabar votos entre los partidos políticos para presentar el recurso al TC, pero no parece que ni el PSOE ni el PP estén de momento por la labor. Ni siquiera la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE con el apoyo de IU, tiene muy claro el camino a seguir para que la Iglesia ceda un ápice en la titularidad y gestión de la mezquita-catedral. Así lo confirma el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez (IU), quien al igual que la presidenta andaluza, Susana Díaz, aboga por “una titularidad pública" del monumento, aunque no explica qué pasos jurídicos van a dar para lograrlo.

El pasado 24 de diciembre. Rodríguez se reunió con representantes eclesiásticos. 'Queremos una gestión turística compartida del templo entre el cabildo, el ayuntamiento y la Junta que revierta en una mejor difusión, promoción y explotación del monumento, que es lo que mayo-ritariamente reclaman los cordobeses”. Aunque el consejero no quiere hablar de ultimátum, lo cierto es que la Junta ha dado tres meses de plazo. “Si no se consigue nada, cada parte asumirá las responsabilidades jurídicas que le correspondan", añade Rodríguez, pero no aclara si acudirían a los tribunales. Sí especifica que, de momento, “ni la titularidad de la mezquita ni otros aspectos de la gestión están en la mesa de negociación. La idea es que haya mayor transparencia en las cuentas y que se vuelva a un estatus como el que había antes de 2006". Y con ello se refiere a detalles tales como el que vuelva a aparecer en los folletos el nombre de mezquita: "Es como si a laAlhambra empezaran a llamarla Palacio de Carlos V".

MARCA REGISTRADA
La semana pasada se supo que la Iglesia registró en 2012 la marca Mezquita de Córdoba en la Oficina de Patentes. “Es por si hubiera que usar el nombre para alguna promoción, pero no pretendemos ser beligerantes con los que ya usan este nombre", dice José Juan Jiménez Güeto, portavoz del cabildo.

Desde esta entidad, presumen de que el número de visitantes ha aumentado en más de 130.000 en el último año, hasta llegar a los 1.565.017. “Una cifra acorde con otros monumentos andaluces", señalan desde Turismo. Respecto a la transparencia, muestran un presupuesto para 2015 de 10.086.700 euros, de los que un 31 por ciento irá destinado a gastos de mantenimiento y conservación y un 16 por ciento a “labores caritativas, pastorales y de cooperación internacional". “Cuando hablamos de transparencia, nos referimos a que se puedan fiscalizar esas cifras, no a tener que fiamos de lo que dicen ellos", insiste Rafael Rodríguez.

"Si quieren ir a los tribunales, iremos, pero entendemos que si la titularidad es nuestra, y lo es desde 1236, es lógico que la gestión también sea nuestra", afirma por su parte el portavoz eclesiástico. “Nosotros no hemos puesto nunca pegas a proyectos promocionales como el de las visitas nocturnas, en el que colaboramos con el ayuntamiento y los hosteleros, de cara a potenciar las pemoaaciones añade. Sin ánimo de entrar en debates bizantinos, Jiménez Güeto deja caer que la página oficia] de Turismo de la Junta "no cita a ia catedral cuando habla de la mezquita".

Pero en cuanto a la titularidad del monumento son tajantes. Para el Cabildo "está doro que Femando III hizo entrega del templo islámico a la Iglesia en 1236". Esa propiedad empezó a tomar forma cuando el obispo de Osma. Juan Domínguez, vertió ceniza sobre el suelo de la mezquita y trazó con la punta de su báculo las letras alfa y omega, como símbolo de la toma de posesión. "Aunque parezca mentira -concluye Antonio Manuel Rodríguez-, la Iglesia alegó en 2006 este rito de la consagración como justificante de la posesión de la mezquita. Pero una cosa es poseer y otra ser propietario’.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba