Domingo,09 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

La Catedral, dicen

15 de Enero de 2015
Diario ABC

ME llamo Luis Miranda y soy periodista de ABC Córdoba, o mejor dicho, esta es una interpretación mía. Todo el mundo que tengo alrededor puede haber caído en la trampa y la manipulación, y hasta para renovar el DNI cuela. Pero no acabo de estar seguro, igual me están engañando. Desde el martes estoy buscando algún penene universitario con ganas de micrófonos o líder de plataforma venida a más que me dé otra versión, no sea que esté yo equivocado y en realidad el apellido de mi familia sea distinto y la empresa en que trabajo ni siquiera exista. Quién sabe si pierdo el tiempo todos los días. Y con el nombre de pila también tengo mis dudas, igual incluso mis padres están engañados, que la Iglesia es bastante mentirosa y yo del día de mi bautismo no me acuerdo ni de lo fría que tenía que estar el agua en pleno mes de enero.

De esta oscuridad del antiguo régimen me tuvo que sacar el consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, un tal Rafael Rodríguez, que llega por la parte de Izquierda Unida, aunque yo nunca le he visto el carnet y por lo tanto es la interpretación que él ofrece. A este señor le explicaban en la radio la historia de que al conquistar Córdoba, Fernando III le entregó la Mezquita a la Iglesia, que respetó casi todo aquel edificio monumental y allí construyó su Catedral, y que desde entonces ha sido la propietaria, para lo bueno de disfrutar de su belleza de cerca y trabajar allí, y para la responsabilidad de gastarse los cuartos y los desvelos en cuidarla y restaurarla sin que parezca que por ella pasan el tiempo y los elementos. «Esa es la interpretación del Cabildo y no estamos de acuerdo», saltó el consejero, y yo no sabía si tomarlo por una ocurrencia de político o dudar ya de todo.

Este hombre pudo haber contado que en la radio había hablado con Julia Otero y Miguel Santiago Losada, versión cordobesa del conde Don Julián que ayudará a llenar la Mezquita de burkas y que probablemente se crea que le hace un favor al pueblo, pero era la interpretación del consejero. A lo mejor eran Paco León y Millán Trecet imitando sus voces. Habría que ver qué interpretación dan ellos y qué dicen los testigos.

El consejero le da más crédito a otras interpretaciones, como las de aquellos que dicen que la Iglesia se quedó con la Mezquita por 30 euros gracias a una triquiñuela de Aznar. También hace caso de quienes interpretan que desde 2006 el Cabildo ha colonizado aquello de Crucifijos, imágenes y capillas, y como antes de la mítica inmatriculación ellos se iban en vacaciones a Benidorm y Punta Cana, se piensan que era un paraíso islámico con versos del Corán y gente contando las teselas del mihrab. Las fotos, los grabados y documentos que dicen que desde 1236 la Catedral de Córdoba vive dentro de la Mezquita y asegura su supervivencia, son una versión de parte, una interpretación sesgada de documentos antiguos. Si ellos no son capaces de entenderlos, ¿quién les asegura que el que sí dice leerlos está libre de catolicismo?

Quizá este consejero que tanto duda de las interpretaciones sea como aquel ministro ficticio que salía en una viñeta de «El Jueves», que en paz descanse aunque siga saliendo. Cuando uno de los parroquianos de bar de pueblo con los que jugaba al dominó le dijo que «órdago» era voz del mus, al ministro no le gustó la interpretación y dijo: «Tráigame un papel que lo arreglo con un decreto-ley aquí mismo». Yo por si acaso me apunto a sus reservas y voy a dudar de la interpretación, pues no tengo pruebas de quienes tanto hablan conozcan la Catedral: igual se pasaron de medios y acabaron en una tienda hortera de la calle Deanes.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba