Domingo,09 de Agosto de 2020
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

La Consejería de Turismo ha invertido solo 223.100 euros en la Mezquita-Catedral

13 de Enero de 2015
Diario ABC ImagenEl denodado interés de la Consejería de Turismo (IU) en tomar las riendas de la gestión de la Mezquita-Catedral en la citada materia choca con el escaso respaldo que ha mostrado al histórico templo tradicionalmente. La única inversión de este departamento autonómico en el monumento es de 2010. Y el resto de la Junta hace aún más tiempo que no se rasca el bolsillo para actuar en el mayor imán de viajeros que tiene Córdoba.

Hay que recordar que la Consejería de Turismo, liderada por Rafael Rodríguez, ha iniciado una cruzada para lograr la gestión en dicha materia de la Mezquita-Catedral, que se enmarca en una batalla mayor: la lucha de la Junta, sobre todo de IU, por lograr que el histórico templo pase a ser de titularidad pública. En esa contienda, Rodríguez exigió a finales de diciembre al Cabildo Catedralicio crear un órgano compartido, con capacidad decisoria, que se encargue de la gestión turística de la Mezquita-Catedral. De no aceptar esta solicitud en tres meses, según Rodríguez, la Iglesia «tendrá que asumir responsabilidades legales y jurídicas». El consejero de Turismo acusa al Cabildo, entre otras cuestiones, de borrar en el material promocional del monumento su huella islámica, en alusión a que priorice claramente la denominación de catedral.

Eso sí, Turismo se arroga el derecho de exigir sobre la Mezquita-Catedral, aunque en la práctica no le presta casi atención. Como ha avanzado ABC, la web de Turismo, que consultan miles y miles de potenciales viajeros, esconde el término Catedral al aludir a esta joya arquitectónica. Tampoco casa con la preocupación que muestra el consejero el hecho de que en el Centro de Recepción de Visitantes de la Junta (6,7 millones de inversión) no se dé al viajero prácticamente información del principal monumento de Córdoba, más allá de un par de párrafos genéricos sobre su historia en un plano-callejero de la capital.

Y en dinero contante y sonante tampoco consta ninguna inversión reseñable de este departamento autonómico en la Mezquita-Catedral en años y años —ni con IU al frente ni cuando lo dirigía el PSOE— más allá de su aportación para la puesta en marcha de la visita nocturna al histórico templo a finales de 2010. El desembolso, hay que concretar, tuvo su origen con con el andalucista José Hurtado al frente de Turismo (en la etapa del Gobierno de coalición de Chaves) dentro de la aportación autonómica al Plan de Excelencia Turística (PET) que se desarrolló en la capital de 2002 a 2010.
Fuerte inversión del Cabildo

Su presupuesto fue de 5,4 millones, aportados a partes iguales entre el Gobierno central, Turismo y Ayuntamiento. De esos fondos, salieron 669.240 euros para la visita nocturna a la Mezquita-Catedral, pase de una hora de duración que se lleva a cabo con el apoyo de tecnología multimedia. El Consorcio de Turismo municipal puso el resto (530.759 euros) hasta alcanzar los 1,2 millones que costó esta iniciativa, enfocada a elevar la estancia media en la ciudad. El escaso tiempo que se quedan los visitantes en Córdoba es el gran problema endémico del sector turístico. O sea, que con el prorrateo a partes iguales a esta Consejería le salió el proyecto por 223.080 euros.

Llama la atención ver que en la memoria del Plan de Excelencia Turística de Córdoba el titular de Turismo, Luciano Alonso, en 2010 no tenía problema en referirse al histórico templo como «Mezquita-Catedral». Lo mismo sucedía con quien era director general del Instituto de Turismo de España (Gobierno central), el también socialista Antonio Bernabé, quien calificaba la puesta en marcha de la visita nocturna a la «Mezquita, Catedral de Córdoba, como la actuación más compleja y ambiciosa» del PET. Además, en la inauguración de la visita nocturna, el alcalde, Andrés Ocaña (IU), aseguró que «pocas actividades turísticas de nuestro país puede haber de la calidad con la que se ha hecho ésta».

En 2010, no había ninguna intención de la Junta por ocultar la terminología completa de esta joya arquitectónica, escondiendo su condición de principal lugar de culto de la diócesis. De hecho, baste recordar que el nombre dado ese año, como recogen las crónicas de su puesta en marcha, al nuevo producto turístico que permitía visitar el monumento cuando cae el sol fue el de «El Alma de Córdoba. Visita nocturna a la Catedral, antigua Mezquita». Nadie puso el grito en el cielo entonces.

En cuanto al compromiso de la Junta con este histórico templo, hay que añadir que sí hubo aportaciones a su mantenimiento durante mucho tiempo por la Consejería de Cultura, la encargada de la gestión de muchos monumentos públicos en Andalucía. Eso sí, el Cabildo Catedralicio y este departamento autonómico no se ponen de acuerdo en cuándo cesó este respaldo. Sí coinciden en que ha pasado mucho tiempo desde la última inversión de este Departamento autonómico en la Mezquita-Catedral.

El Cabildo sitúa la última intervención sufragada por Cultura en 1995. Y entre 1980 y ese 1995, señala que se han desarrollado con dinero de esa consejería actuaciones como la segunda fase de restauración del templo (1,9 millones) o la rehabilitación de la torre (1,4). En total, aportó en ese periodo 3,4 millones para sustentar el monumento.

Sin embargo, en medios de comunicación locales, este departamento autonómico arroja otras cifras: intervino hasta 2006 y entre 1986 y el citado ejercicio destinó a actuaciones en esta joya arquitectónica 4,8 millones. Lo que sí deja claro el Cabildo en toda esta polémica es la apuesta que hace por el histórico templo. En una entrevista en ABC, en noviembre, el presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya, incidía en que en los últimos 15 años se han invertido más de 20 millones en actuaciones en la Mezquita-Catedral.
Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba