Sabado,18 de Noviembre de 2017
Imagen de Mis favoritos
Imagen del Mapa del sitio
Imagen de contacto
Icono del RSS

Una institucion poco conocida

Medicina
21 de Mayo de 2009

El manuscrito señalado con el número 882 antiguo y 887 moderno, escrito en pleno esplendor califal aquí en Córdoba, guardado celosamente desde el siglo XVI en la biblioteca Real de El Escorial, del cual nos habla Fidel Fernández en su obra La Medicina Árabe en España, es un compendio de toda la medicina desarrollada en esta ciudad, al mismo tiempo que se enseñaban otras ciencias y, “mientras Europa permanecía bárbara y salvaje, era Córdoba el cerebro de todo el mundo conocido, y desde ella irradiaba a otras naciones la cultura, que mantenía en escuelas sabiamente regidas –como nuestra Madrazá”.

En este manuscrito encontramos fundamentalmente la obra escrita por Abul Casis
el primer gran cirujano, médico de Abderramán III, de su hijo Alhakan II y más tarde del niño Ibn Amir, más conocido después como Almanzor.

Su principal obra, un conjunto de libros, denominada Al-Tarif, describe todas las especialidades médicas del momento, así como las primeras operaciones quirúrgicas que de igual forma eran explicadas en esta aula médica y teórica columnada.

Abul Casis (Córdoba, 936-1013)
Cirugía oral según Abul Casis

En este mismo manuscrito, compendio de varias obras de la época, se halla recopilado igualmente el Tratado sobre la generación del feto y el tratamiento de las mujeres embarazadas y de los recién nacidos, obra redactada por Arib Ibn Said en el mismo siglo X y dada a conocer por Antonio Arjona Castro como uno de los mejores tratados de obstetricia y pediatría que existen en el mundo.

Un segundo manuscrito numerado con el 830 antiguo y 835 moderno de la misma estantería que el anterior, recogido en la catalogación de Derembourg, es el famoso Al-Morched o “La Guía o el Consejero para el Oculista”, de Mohamed Al-Gafequí (nacido en el Valle de los Pedroches en el años 1165), al que puede calificarse de primer tratado de oftalmología. La traducción al castellano de esta obra es la “Guía del Oculista”. Dividida en seis capítulos, estudia todas las partes de las que se compone la cabeza humana, criticando con seguridad de incompletos, otros trabajos médicos como los de Alí Ibn Issa, Al-Razzi, Avicena, Omar Ibn Alí y hasta el propio Al-Tarif de Abul Casis.

En el año 1965 se celebró en Córdoba el VIII centenario de este personaje, razón por la que en la actualidad existe un pequeño monumento en su honor, frente a la Facultad de Filosofía y Letras, sita en la plaza del Cardenal Salazar.

Catedral Cordoba

Patrocinadores

Patrocinadores

W3C W3C W3C Ayuntamiento de Córdoba Capital Europea de la Cultura 2016 Turismo de Córdoba